Maternal Health (Español)

Español

Salud materna

Mejorar la salud materna

ODM Número 5: mejorar la salud materna mediante la reducción en tres cuartas partes de la mortalidad materna para el año 2015, y el aseguramiento del acceso universal a la salud reproductiva. Se le conoce como la pieza central de los ODMs, puesto que de su cumplimiento depende el alcance de los otros objetivos. Invertir en el cuidado de la salud reproductiva, los servicios de emergencia obstétrica y en la atención calificada del parto, permitirá que las mujeres den a luz a la próxima generación, además de que puedan continuar generando recursos y siendo productivas. Es decir, puedan lograr todo aquello por lo que cualquier activista por el desarrollo lucha. 

Una mirada a los datos

La mortalidad materna es definida como la muerte de una mujer embarazada durante el periodo de gestación o dentro de los 42 días siguientes a la terminación de la misma.1

Cada año, más de 287.000 mujeres mueren durante el embarazo y el parto. Esto equivale a aproximadamente 40 mujeres cada hora; representando una reducción del 34% frente a los niveles en 1990.  Pese a este decrecimiento, 99% de las muertes maternas ocurren en países en desarrollo.2,3

El 42 por ciento del total de embarazos en el mundo experimenta alguna complicación. En el 15 por ciento de las gestaciones, las complicaciones representan amenazas para la vida. 

La mayoría de las muertes maternas ocurren antes, durante o justo después de dar a luz, a menudo debido a complicaciones que no pueden predecirse o que so difíciles de prevenir. Las hemorragias continúan siendo la primera causa de muerte materna, seguida por la sepsis, la obstrucción del parto, desórdenes de hipertensión relacionados con el embarazo y complicaciones por abortos inseguros. 

Por cada mujer que muere, aproximadamente 20 más experimentan infecciones, discapacidades o daños. La mayor parte de la muerte materna así como de la morbilidad asociada podrían prevenirse mediante la atención de los partos por parte de profesionales de salud capacitados. 

Las tasas de supervivencia dependen de la distancia y tiempo que una mujer debe viajar para obtener atención de emergencia calificada. Conocemos como “los tres retrasos” a los siguientes elementos que contribuyen al incremento de las tasas de mortalidad:

  • Retraso en la búsqueda de atención: algunas mujeres requieren permiso de los hombres de sus familias, otras no reconocerán la emergencia y algunas temen a las prácticas hospitalarias. 
  • Retrasos en la llegada a las instalaciones de atención de emergencia: el transporte puede no estar disponible, ser muy costoso o tomar largo tiempo. 
  • Retrasos en recibir atención de los proveedores: pacientes con más recursos o pacientes hombres tal vez sean atendidos primero; las instalaciones pueden presentar limitaciones en cuanto a personal, equipamiento o suministros; la atención puede ser inasequible.   

Debido a las variaciones en la inversión en las necesidades de las mujeres, existen grandes disparidades en el riesgo de muerte materna de las mujeres en países ricos y pobres, así como entre ricos y pobres al interior de los países. 

  • Menos de una de cada 14.840 mujeres morirá durante el embarazo o parto en los 10 países más ricos. 
  • Afganistán se ubica en la parte inferior de la lista, con una de cada 11 mujeres muriendo durante la gestación o alumbramiento. Le siguen, con cifras similares, Chad, Guinea Bissau y Somalia. 

Cuanto más pobre sea el hogar, menor acceso esté disponible a la atención calificada durante el embarazo, y entre más bajo el nivel educativo, mayor será el riesgo de mortalidad materna. 4

Casi todas las muertes son prevenibles cuando existe un aumento en la voluntad política e inversión financiera adecuada. 

Los costos de la mala atención materna y del recién nacido

La salud de la madre es inseparable de la salud del recién nacido, al punto que la Organización Mundial de la Salud se refiere ahora en términos de “salud materna y del recién nacido”.5

Más del 41% de las muertes en menores de 5 años son fallecimientos en neonatos o muertes infantiles. 98 por ciento de dichos casos se presenta en países en desarrollo. 6

Cada año, más de 1 millón de niños quedarán huérfanos de madre y, por tanto, vulnerables. Un infante cuya madre muere dentro de las primeras 6 semanas de su vida, tendrá más posibilidades de morir antes de alcanzar los dos años de edad, en comparación con aquellos cuyas madres sobreviven. 7

En los casos de muerte materna, las niñas son retiradas usualmente de la escuela, para que asuman las tareas de la madre. 

La muerte de una madre traerá como consecuencia la pérdida de ingreso y productividad en la familia, afectando a toda la comunidad. 

Soluciones prácticas

La mortalidad materna puede ser disminuida en casi tres cuartas partes mediante el mejoramiento del acceso a servicios de salud reproductiva integrales, incluyendo planificación familiar y estrategias para la prevención o manejo de complicaciones relacionadas con el aborto, dentro del contexto de esfuerzos amplios para promover los derechos humanos, reducción de la pobreza y la equidad de género.  8

Un estimado de 200 millones de mujeres desea retrasar o evitar el embarazo pero no usa planificación familiar efectiva. Se espera que la demanda aumente en 40 por ciento para el año 2025. 

La atención calificada por parte de enfermeras, parteras o médicos durante el embarazo y el parto, incluyendo los servicios de emergencia y el cuidado de las madres y recién nacidos es esencial. El acceso a la atención calificada del parto ha aumentado entre el 53% y el 63% durante el periodo de 1990 al 2008. 

Alrededor del 35 por ciento de las mujeres embarazadas en países en desarrollo no tienen acceso o contacto con personal de la salud antes del alumbramiento y sólo 63 por ciento da a luz con la presencia de personal capacitado para dicho propósito.9

La provisión de educación puede informar a las mujeres sobre sus cuerpos y brinda opciones más allá de la maternidad. Del total de 137 millones de personas jóvenes analfabetas en el mundo, 63 por ciento son mujeres.10

Referencias

1 Unless otherwise indicated all information in this fact sheet is from UNFPA, the United Nations Population Fund, "Facts About Safe Motherhood," (accessed June 20, 2007).
2 Trends in Materna Mortality : 1990-2008, WHO, UNICEF, UNFPA, The World Bank, 2010.
3 Materna Mortality for 181 countries, 1980-2008: a systematic analysis of progress towards Millennium Development Goal 5, Hogan et al, http://www.thelancet.com, April 12, 2010, p. 1.
4 Ibid.
5 World Health Organization, Moving Towards Universal Coverage: Issues in materna-newborn health and poverty, three-part series of papers, Geneva, 2006.
6 Progress for Children: Achieving the MDGS with Equity, UNICEF, September 2010, p.22
7 Progress for Children: A Report Card on Materna Mortality, UNICEF, September 2008, p. 3.
8 The Lancet, Executive Summary, Materna Survival Series, September 2006, London, p. 1.
9Trends in Materna Mortality : 1990-2008, WHO, UNICEF, UNFPA, The World Bank, 2010, p. 21
10 UNFPA, the United Nations Population Fund, State of World Population 2005: The Promise of Equality, UNFPA, New York, 2005, p.

 
 
 

Join the
Mailing List

Click here to join the mailing list.