HIV and AIDS (Español)

Español

VIH y SIDA

Combatir el VIH y el SIDA

ODM número 6:  Combatir el VIH/SIDA, la malaria y otras enfermedades. 

El SIDA tiene cara de mujer.  La propagación del VIH ha sido más rápida entre el grupo de mujeres.  Factores culturales impactan la pandemia, pero esto podría frenarse  poniendo en marcha intervenciones dirigidas a las mujeres. 

Una mirada a los datos

Del número estimado de 33.4 millones de personas viviendo con VIH, 47 por ciento son mujeres, es decir cerca de 16 millones de personas.  La mitad de todas las nuevas infecciones ocurren en mujeres.1

A nivel mundial, cerca de un 60% de todas las personas jóvenes viviendo con VIH son mujeres2 En el año 2008, alrededor de 4.9 millones de personas jóvenes estaban viviendo con el virus en países en desarrollo:  3.23 millones de mujeres jóvenes y 1.64 de hombres jóvenes.3  En países de África Subsahariana, las mujeres jóvenes en el grupo de edad de 15 a 24 años tienen 8 veces más posibilidades que los hombres de ser VIH positivas.4   Las mujeres jóvenes cuyas parejas sexuales son 10 años mayores o más, tienen entre 2 y 4 veces más probabilidad de infectarse, que mujeres jóvenes cuyas parejas son de la misma edad o sólo un año mayores.5

En casi todos los países en África subsahariana y en ciertos países del Caribe, la mayoría de las personas viviendo con VIH son mujeres, especialmente niñas y mujeres en el grupo de edad de 15 a 24 años.6  En el Caribe, las mujeres jóvenes son aproximadamente 2.5 veces más tendientes a ser infectadas con el VIH que los hombres.  7  La vulnerabilidad de las mujeres y niñas al VIH permanece particularmente alta en África subsahariana; cerca del 76% de todas las mujeres VIH positivas en el mundo viven en esta región; 13 mujeres son infectadas por cada 10 hombres en dicha zona.  8

Las mujeres son más vulnerables al VIH que los hombres, debido a condiciones biológicas, económicas y culturales (tales como la discriminación, la inequidad de género y la violencia).  9

Un reporte realizado por UNFPA ,en el año 2005, encontró que sólo cerca del 8 por ciento de las mujeres embarazadas y cerca del 16 por ciento de mujeres trabajadoras sexuales en el mundo fueron alcanzadas por esfuerzos de prevención.10

Factores culturales que influyen en la pandemia

El estigma que rodea el SIDA es un obstáculo importante para frenar el mismo, especialmente para las mujeres, quienes evitan examinarse y acceder al tratamiento, por temor al abandono, la violencia o el ostracismo. 

Las mujeres jóvenes son especialmente vulnerables a las infecciones puesto que tienen menos acceso y control sobre los recursos.  Su susceptibilidad hace que el trabajo sexual o el sexo intergeneracional sea más común, incrementando así sus probabilidades de infectarse.  11 Las mujeres mayores en África, que están divorciadas, separadas o viudas tienen una prevalencia más significativa (en comparación con mujeres solteras, casadas o convivientes).  Esto puede estar relacionado con que el estatus de VIH está relacionado con la viudez  o ha sido causa del divorcio. 

En muchos de los países más golpeados por la infección, existe tabú para generar una conversación franca sobre equidad de género, prevención del VIH, anticoncepción o sobre cualquier otro tema relacionado con el sexo.  No obstante, la ignorancia sobre el estatus del VIH puede significar la muerte para la persona infectada como para sus parejas. Sólo 5 por ciento de todas las personas VIH positivas en el mundo están concientes de su estatus. 12

Mientras que una persona muere cada 11 segundos por el SIDA, una persona es infectada con VIH cada seis segundos.  Esto quiere decir que el número de infecciones está creciendo. 13

Las mujeres VIH positivas son, a menudo, excluidas de la atención en salud, información y servicios para prevenir el embarazo y la infección del VIH, puesto que los trabajadores de la salud asumen o creen que éstas no tienen sexo, no tienen o no deberían tener hijos.  Esto constituye una violación a los derechos humanos. 

En muchos países, tener sexo con muchas mujeres es una medida de la virilidad masculina y de su prestigio.  En lugares donde las relaciones extra maritales son comunes, el matrimonio puede incrementar el riesgo de una mujer de contraer el VIH. 

Intervenciones dirigidas a las mujeres podrían frenar la propagación del VIH

Cada año de educación para una niña disminuye su riesgo de ser infectada por el VIH. 14

Las cifras de conocimiento del VIH/SIDA varían entre países.  Mientras que el conocimiento entre mujeres jóvenes ha mejorado un poco entre el 2000 y 2008, existen aún grandes desafíos.  Los hombres jóvenes muestran, consistentemente, tasas más altas de conocimiento adecuado sobre el VIH/SIDA, en todas las regiones del mundo.  15   Una encuesta realizada en 24 países de África subsahariana encontró que dos tercios de mujeres jóvenes carecían de un saber adecuado sobre la transmisión del VIH.  El conocimiento de los hombres era más amplio.16 Las personas jóvenes en países de ingresos bajos y medios no reciben educación apropiada sobre VIH y SIDA:  en promedio, 31% de hombres jóvenes y 19% de mujeres jóvenes en el grupo de edad de 15 a 24 años están equipados con el conocimiento integral y correcto, lo cual está muy por debajo de las metas establecidas.17

La mayoría de las personas inicia su actividad sexual durante la adolescencia, y sin embargo, la mayoría de  personas jóvenes no tiene acceso a programas de prevención 18

Las clínicas de planificación familiar y atención materna son, en algunos casos, el único contacto que las mujeres tienen con el sistema de salud en un país en desarrollo.  No obstante, algunas acciones no estratégicas por parte de algunos donantes, que restringen los recursos al VIH/SIDA, han conllevado a la creación de sistemas paralelos en algunas áreas.  Esto es ineficiente, refuerza el estigma y crea un grupo de profesionales de la salud no involucrados en la satisfacción de necesidades básicas.19

Menos de la mitad de los países reportan tener un presupuesto específico para programas relacionados con el VIH en mujeres y niñas.20

El acceso a los servicios para la prevención de la transmisión madre-hijo incrementaron entre el 2008 y 2009, pero aún pocas mujeres viviendo con VIH se realizan el examen con el objetivo de proteger su propia salud.  La proporción de mujeres embarazadas que resultaron positivas para el VIH y fueron examinadas para determinar su elegibilidad para acceder tratamiento antirretroviral incrementó del 34% al 51%.  Sólo 15% de mujeres embarazadas viviendo con VIH, cuyo estatus es detectado mientras acceden a servicios de salud materna e infantil recibieron, al mismo tiempo, terapia antirretroviral por cuidar su propia salud.21

Los programas para prevenir la transmisión madre-hijo deben tratar tanto a la madre como al hijo, puesto que es un tema de derechos humanos.

Salvar la vida de las mujeres contribuye a salvar también a la próxima generación

El tratamiento para las madres VIH positivas, así como para sus hijos es la medida más costo efectiva, puesto que los niños huérfanos de madre tendrán mucha menor probabilidad de sobrevivir hasta la adultez. 

En países de alto ingreso, el acceso a la prevención de la transmisión del VIH madre-hijo (PTMH) ha disminuido las tasas en alrededor del 2%.  No obstante, en países de ingreso bajo y medio, solo el 45%, del estimado 1.4 millones de mujeres embarazadas viviendo con VIH, recibieron antirretrovirales en el 2008.22

Un estimado de 2.1 millones de niños de 15 años o menos vivían con VIH en el 200823.  En el año 2008, se estimaba que alrededor de 17.5 millones de niños han perdido uno o ambos padres debido al SIDA; 14.1 millones vivían en África subsahariana. 24  De los 16.6 millones de niños entre 0 y 17 años, que han perdido a sus padres como consecuencia del VIH, 90% viven en África subsahariana.25

Referencias

1. UNAIDS and WHO “AIDS Epidemic Update, 2009” Nov 2009 (accessed 12/1/2010)
2. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010) p 32
3. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010)  p 32
4. UNAIDS, “Global Report—UNAIDS Report on the Global AIDS Epidemic 2010” (accessed 12/1/2010)
5. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010)  p 33
6. UNAIDS“Global Report—UNAIDS Report on the Global AIDS Epidemic 2010” (accessed 12/1/2010)
7. UNFPA“Agenda for Accelerated Country Action for Women, Girls, Gender Equality and HIV: Operational Plan for the UNAIDS action framework: addressing women, girls, gender equality and HIV” 2010. accessed 12/1/2010.
8. UNAIDS, Global Report Fact Sheet: sub-Saharan Africa (accessed 12/1/2010).
9. World Health Organization, "Women and HIV/AIDS," 2007, (accessed 10/3/07)
10. UNFPA, p. 37
11. UNICEF“Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010)  p 33
12. UNFPA, p. 40
13. UNFPA, p. 52
14. Herz, Barbara, and Sperling, Gene B., What Works in Girls' Education: Evidence and Policies from the Developing World, Council on Foreign Relations, New York, 2004, p. 5
15. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010) p 3
16. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010)  p. 5 and 11
17. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010) p 34
18. UNFPA, p. 52
19. Garrett, Laurie, "The Challenge of Global Health," Foreign Affairs, Council on Foreign Relations, New York, Jan-Feb 2007
20. UNAIDS and WHO “AIDS Epidemic Update, 2009” Nov 2009 (accessed 12/1/2010)
21. UNAIDS “Global Report—UNAIDS Report on the Global AIDS Epidemic 2010” (accessed 12/1/2010)
22. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010)
23. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010), p 36
24. UNICEF, “Progress for Children-Achieving the MDGs with Equity” Number 9, September 2010 (accessed 12/1/2010), p 36
25. UNAIDS “Global Report—UNAIDS Report on the Global AIDS Epidemic 2010” (accessed 12/1/2010)

 

 
 
 

Join the
Mailing List

Click here to join the mailing list.

 
 

Download